lunes, 13 de octubre de 2014

Caballero y los Jetas Black.

Uno se ve incapaz de encontrar el adjetivo que describa el asco e indignación que le produce el asunto de las Tarjetas Black, sentimiento que además crece y crece según vamos conociendo más datos.

Un caso en el que se han visto envueltos partidos políticos de todo color, secciones sindicales y representantes del mundo empresarial; estos personajes (alguno de ellos hace poco tiempo ídolos políticos), estos "jetas con tarjeta" se han valido de su posición pública, pese a sus dignos sueldos, para financiarse gastos grotescos.

Por desgracia la ciudad de Alcobendas no se ha quedado al margen y el que fue durante 25 años alcalde socialista de Alcobendas y candidato por UPyD a las últimas elecciones ha sido uno de estos Jetas.

El caso de José Caballero se agrava especialmente por sus diferentes declaraciones a los medios de comunicación y también en pleno municipal negando la existencia de estas tarjetas y por tanto su utilización.



Tras las últimas publicaciones con los datos de los diferentes gastos en los distintos medios de comunicación parece haber quedado probado que ha mentido, pero aun así y sin ningún tipo de rubor se desmarca explicando que no dimitirá y que todos los gastos son correctos por ser de representación.

Cualquiera puede comprobar y analizar los diferentes gastos de José Caballero durante el año 2003 con esta tarjeta. 


Juzguen ustedes si estos gastos son por motivos de trabajo, por ejemplo, retirar del cajero 300 € a las 5 de la madrugada o una comida de más de 1.000 euros en Agosto casualmente en su lugar de veraneo.

El tiempo ha acabado confirmando las sospechas que se tenia sobre su persona y alguien cuya aportación ha Alcobendas ha sido innegable va a firmar el peor de los epitafios políticos. Un claro ejemplo de como las personas deben abandonar a tiempo el poder y como nunca debió volver a primera linea política vendiendo un regeneracionismo que nunca practico y en el que nunca creyó.

De este asunto quiero quedarme con que la verdad siempre sale a la luz (aunque puede que con demasiada demora), que debemos expulsar de la vida política a aquellos que se aprovechan de la vida pública para realizar estas practicas y tenemos la obligación de articular los instrumentos necesarios para que nunca vuelva a suceder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Etiquetas

Seguidores